La Escuela municipal de Oficios “Juan Domingo Perón” de Juana Koslay es sinónimo de inclusión y dignidad. Esta herramienta tiene un gran valor para toda la comunidad y permitirá que muchos jóvenes y adultos crezcan mediante la inclusión y puedan ampliar su campo laboral.

Hace varios años nuestro intendente Andres Vallone comenzó con el sueño de la Escuela. Hasta el año pasado, los cursos se dictaban en la casa de la cultura. “Hoy logramos cumplir con nuestros objetivos: crear un espacio dedicado exclusivamente a la capacitación de la comunidad, un sitio en el cual los vecinos puedan adquirir las herramientas que necesitan para crecer como personas y como profesionales. Pero seguiremos trabajando para que la Escuela nunca pare de crecer”, aseguró Gabriela Macagno, Jefa del programa de contencion social.

Profesores y alumnos se mostraron felices y ansiosos para comenzar con las actividades. La Escuela tiene más de 400 egresados y el 80% se ha incertado en el mercado laboral. “Esta escuela le dio la posibilidad a muchos vecinos de obtener un oficio y recuperar la ilusión de capacitarse para trabajar o para conseguir un trabajo mejor. Por ello apostamos a la formación, queremos cambiar la realidad de la ciudad, mejorar la calidad de vida de todos los vecinos”, señalo el Intendente Andres Vallone.

“Con esta nueva Escuela de Oficios, proponemos un modelo inclusivo y trabajaremos codo a codo con todos los organismos que se sumen para que iniciativas como estas sean modelo en toda la provincia”. “Nuestro gobernador nos ha pedido que pensemos en los más humildes, por eso trabajamos desde la periferia al centro. No hay mayor dignidad para una persona, que la de tener trabajo”. “Si tenemos vecinos capacitados y tenemos poder de gestión podemos generar la reinsercion laboral”, sostuvo el intendente.

Vallone destacó la elección del nombre la escuela “Juan Domingo Peron” y agregó, “quien nos enseño que gobernar es crear trabajo”.